Calidad del agua

Nuestros controles de calidad atraviesan todas las etapas del proceso de potabilización del agua. Inician en la toma, con el agua cruda, pasan por las etapas de tratamiento, en las salidas de las Plantas y siguen durante todo el recorrido del sistema de distribución hasta el límite de la línea municipal de las casas. Para completar el ciclo, también controlamos los líquidos residuales volcados al sistema cloacal y los efluentes tratados por las plantas depuradoras antes de su descarga al medio receptor.

Todos los controles se realizan combinando mediciones continuas de parámetros clave que se reportan al Control Centralizado; determinación de diferentes parámetros in-situ y extracción diaria de muestras para su posterior análisis en nuestro Laboratorio Central.

Monitoreo del Río de la Plata

Con nuestro Barco Laboratorio ORION monitoreamos la calidad del agua desde la fuente de provisión, el Río de la Plata, y las áreas de influencia.

En forma planificada y preventiva, nuestra embarcación mide el impacto de las condiciones de la calidad del agua en el cuerpo principal del río y la vinculación con variables mareológicas y meteorológicas; con esta información podemos tomar acciones para ajustar el proceso de potabilización.

Barco Laboratorio ORION


Autonomía
20 horas de navegación
Capacidad
3 personas
Motorización
2 motores diesel de 105 HP

Agua Segura

Durante el proceso de potabilización realizamos tres controles sistemáticos, simultáneos y complementarios:

● Los controles en línea.

● Los controles de los laboratorios de planta.

● Los controles del Laboratorio Central.

Cumplimos con 59 normas de calidad del agua. Estos parámetros están definidos por el Marco Regulatorio que se basa en las exigencias del Código Alimentario Argentino (CAA), así como en las principales guías y normas internacionales de referencia, como las de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Efluentes Controlados

El control de la calidad de los líquidos residuales en los diferentes puntos del sistema de saneamiento empieza con los líquidos volcados al sistema cloacal, cubre las etapas intermedias del proceso de tratamiento y alcanza el efluente tratado por las plantas antes de su descarga al medio receptor. Incluyendo los controles en línea y los controles de los laboratorios de planta.

En forma paralela y complementaria, el Plan de Control Integral de la Contaminación (CIC) sirve como herramienta de detección de vertidos fuera de norma en la red de colectoras, un control que aporta la información base para identificar nuevos aportes. Este plan monitorea, a través de más de 20.000 determinaciones anuales, la calidad de los efluentes y líquidos residuales en los diferentes puntos del sistema cloacal, de los efluentes industriales y/o especiales y de los vuelcos a los cuerpos receptores.

Atención Comercial

6333-AGUA(2482)

Lunes a Viernes de 8 a 18hs.

Correo Electrónico

atencionalusuario@aysa.com.ar

Atención Técnica

0-800-321-AGUA(2482)

Todos los días, las 24 hs.