Buenos Aires, domingo 22 de enero de 2017. Buscar
Home / Ampliación de Infraestructura / Operativo ROV Agosto 2014

Nuevas tecnologías de diagnóstico

Un mini submarino de AySA inspeccionó con éxito el conducto de abastecimiento de la Planta Gral. Belgrano

Con el exitoso antecedente de agosto de 2012, cuando se realizó una inspección sin precedentes en la torre toma de la Planta Potabilizadora Gral. San Martín, del barrio de Palermo; AySA continúa implementando tecnologías innovadoras para lograr un diagnóstico preventivo del estado estructural de su sistema troncal de producción y distribución de agua potable.

A fin de garantizar la continuidad y calidad del servicio, se realizaron dos operativos de inspección del conducto que abastece de agua cruda a la Planta Potabilizadora Gral. Belgrano, ubicada en la localidad de Bernal..

El acueducto, que se inspeccionó por primera vez desde su construcción en 1971, cuenta con un diámetro de 4,6 metros y provee la totalidad del agua superficial que requiere la planta para producir los 1,9 millones de metros cúbicos de agua potable que se distribuyen diariamente a la Zona Sur del Conurbano Bonaerense y a algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

Para realizar los trabajos mencionados, AySA implementó nuevas tecnologías y modernos procedimientos en inspección, búsqueda y mantenimiento subacuático: mediante la utilización de un mini submarino de operación remota, conectado por medio de un cable umbilical a un centro de operaciones en la superficie, se inspeccionó el conducto en dos etapas debido a la longitud del mismo, que supera los 3 kilómetros.

Debido a que la turbiedad de las aguas del Río de la Plata impide la utilización de sistemas de video convencionales e imposibilita la inspección con buzos, el robot subacuático utilizó un sonar especial que emite pulsos de sonido a partir de los cuales se obtienen imágenes similares a las de una ecografía 3D. El equipo, cuenta también con un sistema de posicionamiento de pulsos acústicos que permiten conocer la distancia entre el punto de ingreso y la ubicación del robot.