Buenos Aires, domingo 23 de abril de 2017. Buscar
Home / Calidad

La calidad de los servicios, un compromiso primordial
Los controles de calidad que se realizan al agua abarcan todas las etapas del proceso. Se inician en el agua cruda, continúan en las etapas de tratamiento y en la salida de los establecimientos, y prosiguen durante todo el recorrido en el sistema de distribución hasta el límite de la línea municipal de los inmuebles.
Completando el ciclo, se controlan los líquidos residuales volcados al sistema cloacal así como el efluente tratado por las plantas depuradoras antes de su descarga al medio receptor.
Estos controles se realizan combinando mediciones contínuas de parámetros clave que se reportan al Control Centralizado; determinación de diferentes parámetros in-situ y extracción diaria de muestras para su posterior análisis en el Laboratorio Central de AySA.

Monitoreo del Río de la Plata Agua segura Efluentes controlados

Una forma de actuar sobre la calidad del agua potable es monitorear la fuente de provisión y las áreas de influencia; estas acciones son llevadas a cabo por el Barco Laboratorio ORION.
En forma planificada y preventiva esta embarcación mide el impacto de las condiciones de entorno de la calidad del agua en el cuerpo principal del río y la vinculación con variables mareológicas y metereológicas; información que permite tomar las acciones necesarias para ajustar el proceso de potabilización.

 
Se efectúa un control sistemático de los procesos de tratamiento (potabilización) de tres formas simultáneas y complementarias:
Los controles en línea.
Los controles de los laboratorios de planta.
Los controles del Laboratorio Central.
Las normas de calidad de agua que debe cumplir la empresa incluyen 59 parámetros definidos por el Marco Regulatorio, el cual se basa en las exigencias del Código Alimentario Argentino (CAA), así como en las principales guías y normas internacionales de referencia, como las de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 
+ Información
 
En la etapa de distribución, el Control Centralizado de Agua y Plan de Muestreo de Agua (PMA) controlan la calidad del agua potable que se entrega a los usuarios. El Control Centralizado, ubicado en la planta Gral. San Martín, monitorea en forma on-line parámetros de conductividad, cloro libre, pH, temperatura, turbiedad y amonio en plantas potabilizadoras y estaciones elevadoras.
En forma complementaria, el PMA contempla la extracción y análisis de más de 11.000 muestras de agua en más de 430 puntos fijos de las redes distribuidoras dentro del área de concesión.

 
El control de la calidad de los líquidos residuales en los diferentes puntos del sistema de saneamiento se inicia en los líquidos volcados al sistema cloacal, cubre las etapas intermedias del proceso de tratamiento y alcanza el efluente tratado por las plantas antes de su descarga al medio receptor. Incluyen los controles en línea y los controles de los laboratorios de planta.

En forma paralela y complementaria, el Laboratorio Central desarrolla el control enmarcado en el Plan de Control Integral de la Contaminación (CIC). Este plan de muestreo es una herramienta que apunta a la detección de los vertidos fuera de norma en la red de colectoras, un control que aporta la información base para identificar nuevos aportes. Este plan monitorea, a través de más de 20.000 determinaciones anuales, la calidad de los efluentes líquidos residuales en los diferentes puntos del sistema cloacal, de los efluentes industriales y/o especiales, y de los vuelcos a los cuerpos receptores.

+ Información