Buenos Aires, domingo 28 de mayo de 2017. Buscar
Home / Los Servicios

Los Servicios
AySA realiza la operación de los servicios de provisión de agua potable y saneamiento de efluentes cloacales, a través de un sistema integral que abarca todo el ciclo del agua, procurando la máxima eficiencia y una gestión sustentable.

1- Captación 2- Potabilización 3- Distribución 4- Recolección y Transporte 5- Depuración

El agua cruda, tal como se encuentra en las fuentes, superficiales o subterráneas, es la que se utiliza como materia prima para el abastecimiento.

Las fuentes de agua de la concesión son el Río de la Plata, el Río Paraná de las Palmas y, en proporción muy inferior (algo menos del 5%) perforaciones semisurgentes realizadas al Acuífero Puelche.
A partir de agua superficial
El agua del río captada a través de torres de toma llega a las plantas para ser sometida a un tratamiento que permite la eliminación de componentes físicos, químicos y biológicos indeseables. Las etapas de este proceso consisten en: elevación y conducción, dosificación de coagulante, floculación, decantación, filtración, desinfección y alcalinización (para la corrección de pH). Una vez finalizado el proceso, el agua ya potabilizada se almacena en reservas, para su posterior distribución.

A partir de agua subterránea
Se realiza a través de perforaciones, ya sea en forma individual o en forma de baterías de pozos. El proceso de tratamiento del agua obtenida a partir de estas fuentes consiste en la desinfección y, en los casos que se requiera, remoción de nitratos. Los tipos de tratamiento para agua subterránea que la empresa utiliza actualmente son: Ósmosis Inversa, Intercambio Iónico y Adsorción.
 
Proceso de Potabilización
Una vez completado el proceso de potabilización, AySA entrega el agua a sus usuarios a través de un sistema integrado por una red de ríos subterráneos, que la transportan por gravedad hacia las estaciones elevadoras.

Desde estas estaciones, y por baterías de pozos de bombeo, el agua es impulsada a la red primaria -formada por conductos de gran diámetro- y de allí a la red secundaria, que la lleva hasta los usuarios.
Consiste en la colecta del líquido cloacal domiciliario y transporte mediante conductos de variados diámetros y en forma creciente hacia un punto de bombeo.

En las estaciones bombeo se impulsan los líquidos cloacales de microcuencas hacia conductos mayores de la red cloacal troncal. Desde allí fluyen hacia una planta depuradora para ser tratados.
Las plantas depuradoras tienen la función de realizar el tratamiento de los líquidos cloacales provenientes de la red cloacal troncal. Los efluentes son depurados y posteriormente vertidos en el cuerpo receptor (Río de La Plata, Reconquista y Matanza) en condiciones aptas para el medio ambiente.

El proceso de depuración del líquido cloacal tiene como objetivo remover: los sólidos groseros (residuos sólidos urbanos que se generan en los hogares), las grasas y la materia orgánica (que se encuentra en forma de partículas y disuelta).

Las etapas de cada una de ellas varían en función del tratamiento biológico que realizan. Pero todas poseen rejas para la eliminación de residuos sólidos groseros (domiciliarios), con el objetivo de resguardar los equipos y no afectar el proceso biológico.
 
Proceso de Depuración



Descargue aquí el pdf de los servicios de AySA